Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios, recoger información estadística e incluir publicidad. Si continúa navegando, acepta su instalación y uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies.
30 Jul

Naranjalidad.


Beatriz Ramo es el nombre que se esconde detrás de la firma Naranjalidad. Esta joven ilustradora se formó en arquitectura y actualmente reside en Madrid. Desde muy jovencita mostró interés por el mundo del diseño y el dibujo, y empezó a recibir encargos cuando aún estaba en el instituto. Naranjalidad nace a partir del concepto que desarrolla Woody Allen en Pura Anarquía, en el que se describe la “naranjalidad” como la esencia de la naranja puesta en manifiesto.

Su estilo es inconfundible, en sus trabajos es constante la presencia de la mirada femenina, siempre fundida en atmósferas naturales, muchos colores y ligeros toques surrealistas. Hace uso de múltiples técnicas experimentales a la hora de trabajar, aunque principalmente utiliza el lápiz, el carboncillo y la acuarela. Parte de su trabajo se caracteriza por estar adaptado a superficies complejas: uno de sus proyectos consistió en ilustrar sobre el vinilo de un coche, lo que supuso un constante reto ya que el “lienzo” era mucho más uniforme. Pero este cambio de soporte no suele influir en su manera de trabajar, ya que prefiere que el proceso de creación sea totalmente libre y que la imagen crezca según las circunstancias del momento.

Fue ganadora del concurso de ilustración de Oysho en 2014 y ha colaborado con reconocidas marcas como IKEA, Vogue, Ron Barceló, Mr. Wonderful, Pacha, Telva y Bombay Shapphire, entre muchas otras. El pasado año publicó su primer libro, Trópicos, de la mano de Lunwerg.