Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios, recoger información estadística e incluir publicidad. Si continúa navegando, acepta su instalación y uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies.
26 Feb

Tiffany&Co reinventa los icónicos vasos de papel.


Mucho antes de que Audrey Hepburn y George Peppard se convirtieran en la pareja más elegante y glamurosa de Nueva York en la famosa película Desayuno con diamantes (1961), Tiffany & Co ya había conseguido alzarse como una de las firmas más prestigiosas del sector del lujo. Ahora, tras más de 180 años de historia, la marca realmente se ha superado a sí misma con el lanzamiento de su colección más reciente de accesorios para el hogar.

Extravagante es probablemente el único adjetivo para describir las lujosas versiones que la firma ha creado versionando los objetos más cotidianos, incluidos en su línea de Everyday Objects que recoge aquellos objetos que usamos normalmente en nuestro día a día.

Ya nos sorprendió con las espectaculares propuestas como el kit de primeros auxilios de plata ($600), el transportador de plata esterlina con nogal americano ($425) o el cubo de hielo con cristal de plomo y plata esterlina ($1200).

También nos presentó otras opciones como un recipiente para café ($1000), un sacapuntas para lápices ($275) o una divertida pajita para refrescos ($250). Pero si tenemos que elegir alguno, nuestro favorito es sin duda la pareja de vasos de papel confeccionados con la más exquisita porcelana china y pintados del icónico azul Tiffany, disponible a partir de 120€.

Hay más de mil opciones lujosas disponibles en la web de la prestigiosa marca, a parte de esta edición especial diseñada por el reconocido Reed Krakoff (y muchas otras que irán llegando poco a poco en función a la demanda). Y aunque el precio pueda parecer ridículo, la intención detrás del objeto es la simple celebración del día a día. Tal y como dice la propia compañía: “Nosotros creemos con vivir nuestro día a día rodeados de objetos bonitos. Cada accesorio y objeto que diseñamos tiene la inteligencia y el humor para convertir lo ordinario en algo extraordinario”.