Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios, recoger información estadística e incluir publicidad. Si continúa navegando, acepta su instalación y uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies.
11 Jan

AMG Performance Center abre sus puertas en Barcelona.


Con más de 25 años de experiencia, Cars Barcelona —concesionario y taller oficial de Mercedes Benz— inaugura al fin la sede deportiva AMG más importante del país en su concesionario de Barcelona (P. Manuel Girona nº 49), convirtiendo la Ciudad Condal en un referente en el sector automovilístico a nivel internacional.

Cars Barcelona ha invertido más de dos millones de euros en este nuevo emplazamiento que consta de más de 8.000m², de los cuales 600m² están destinados a la gama AMG. Este centro ha sido creado para convertirse en un área completamente exclusiva donde ofrecer un trato personalizado y un servicio de primera calidad. Las mismas instalaciones han sido diseñadas siguiendo la línea cromática de los modelos expuestos, así como sus formas elegantes y representativas, haciendo uso siempre de los mejores materiales del mercado.

AMG Performance Center tiene en stock siete de los modelos más emblemáticos de AMG, como son AMG GT C, el modelo Mercedes-AMG S63 cabrio o el AMG GT C Roadster “Edition 50”, modelo creado para conmemorar el 50 aniversario de Mercedes-Benz­. De este modo, la sede barcelonesa se convierte en el centro con más stock a nivel estatal para alzarse como un referente en la calidad y la excelencia del servicio ofrecido al cliente, especializado en la venta de vehículos nuevos y de ocasión.

A la inauguración, que tuvo lugar el pasado 29 de noviembre en el mismo concesionario de Cars Barcelona, asistieron personalidades como el Presidente de Quadis, Joan Manuel Soler, el director general de Quadis, Pol Soler, y el director de Cars Barcelona, Sergi Sánchez —que fue quien presentó las novedades del concesionario— y más de 300 invitados. Music Has No Limits fueron los encargados de dar la nota musical al evento siguiendo el espíritu de Cars Barcelona, mientras que la empresa gourmet Petit Bistro ofrecía un exquisito servicio de catering. La guinda del pastel —valga la redundancia— la puso Christian Escribà con la customización de un pastel acorde a la ocasión.