Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios, recoger información estadística e incluir publicidad. Si continúa navegando, acepta su instalación y uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies.
22 Jan

A-Frame, la cabaña escandinava en medio de los bosques de Nueva Jersey.


Tras el éxito cosechado con la apertura del Hotel Lokal Filadelfia, sus propietarios decidieron apostar por ofrecer un tipo de experiencia hospitalaria completamente distinta a Lokal. ¿El principal cambio? Ubicar el nuevo establecimiento en medio de los bosques.

Desde hace ya algunos años, la demanda en el sector del turismo de lujo ha aumentado considerablemente. Por ello, Chad y Courtney Ludeman —propietarios de Lokal— optaron por rellenar un nicho que todavía quedaba vacío: el de las casas de vacaciones de diseño.

A-Frame es una cabaña con estructura en A de la década de los 60 con vistas al rio Maurice en Dochester, Nueva Jersey. El proceso de rehabilitación del espacio se llevó a cabo de manera personal, con la intervención directa del matrimonio, que recibió la ayuda de sus hijos y, por supuesto, un equipo de profesionales interno.

La segunda ubicación del Lokal es ahora el destino perfecto para una escapada rápida lejos de la ciudad. Más allá de ser una cabaña rústica, A-Frame es un espacio cálido y acogedor con interiores modernos al estilo escandinavo, que se camufla sin problemas con los alrededores de la cabina.

Una paleta de materiales neutros y unos suelos decolorados de madera contrachapada de pino contrastan lujosamente con el blanco y el negro de la estructura de la casa. En el nivel superior se encuentra la habitación principal acompañada de un baño y una terraza con vistas al bosque y al río, mientras que en el piso principal se hallan la sala de estar, la cocina, un comedor, un bar y otro dormitorio con su baño correspondiente. Además, A-Frame posee un sótano totalmente remodelado con literas hechas a medida y una sala de estar con TV.

La cabaña posee, además, todas las facilidades que sus huéspedes puedan necesitar. Chad y Courtney han acomodado el lugar con pequeños lujos como ropa y batas de Parachute Home, una parrilla Big Green Egg —junto con madera, carbón, especias, aceites, café Rival Bros y té de Steap and Grind— dos chimeneas, un jacuzzi, wifi, TV porcable, pantalla de proyección, Apple TV y un equipo de sonido envolvente.