Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios, recoger información estadística e incluir publicidad. Si continúa navegando, acepta su instalación y uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies.
18 Sep

All Those Food Market, artesanal y delicioso


Mediados de septiembre, seguimos en búsqueda de planes de fin de semana que nos hagan sentir que el verano sigue con nosotros. Y es que admitámoslo, somos amantes del buen tiempo y del sol que nos brinda sus últimos rayos veraneros. Y para que los aprovechemos al máximo los chicos de All Those Food Market nos trajeron, este pasado 15 y 16 de septiembre, la nueva edición de su feria gastronómica, con opciones para tener un finde más que genial.

La localización perfecta fue una vez más el Teatre Nacional de Catalunya, que se prestaba para hacer que los asistentes quisieran quedarse todo el día disfrutando de las distintas actividades que se llevaron a cabo. Con propuestas gastronómicas originales, artesanales y deliciosas; talleres culinarios para grandes y chicos, esta fue sin duda una opción diferente para despedir la semana.

Con solo caminar por los distintos rincones de la feria, nos dábamos cuenta de que se trataba del trabajo de un equipo al que no se le escapó ningún detalle. Sillas y mesas en los spots precisos para armar nuestro picnic ideal. Varios DJ sets para ambientar cada momento y que se terminaron convirtiendo en el soundtrack de nuestro día, luces que le dieron un tono romántico al encuentro al caer el sol, foodtrucks muy fotogénicos y por supuesto, sus jarros con la marca All Those, que al llevarlos todos en las manos, se acabaron volviendo parte de la decoración.

Y claro, más de uno habrá sacado fotos de las, ya muy populares, frases en luces de neón, que colocadas estratégicamente, ayudaban a darle al evento ese je ne sais quoi del que todos quedamos encantados. All Those nos brindó una vez más una oportunidad idónea para pasársela bien con familia o amigos, ya sea con un café de especialidad en mano, o brindando por el próximo verano con un delicioso vino.

 Y al sentarnos a despedir el domingo, a la sombra de uno de los frondosos árboles que adornar el teatro, pensábamos, con una sonrisa de satisfacción, “This must be the place”.