Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios, recoger información estadística e incluir publicidad. Si continúa navegando, acepta su instalación y uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies.
08 Jan

Bajofondo es todo lo que puede ofrecer un restaurante.


Dentro de Hotel Niu, en el corazón del Raval, se encuentra Bajofondo: una coctelería, un restaurante y un club de música. Todo en un mismo espacio dividido en dos zonas, Bajo y Fondo.

Bajo, está formado por un restaurante dedicado a platillos de autor, con una extensa carta de vinos y una gran variedad de productos de proximidad con un toque internacional. El chef, Javier Ahedo, ha diseñado una carta en la que todos los platos están pensados para compartir y donde el único requerimiento importante es comer con las manos.

La propuesta va más allá de unas tapas convencionales. Se pueden encontrar platos como tartar de conejo, ceviche de vieira y mango o tacos de bacalao con cebolla encurtida, entre otros. Y además, gracias a la gran cristalera de Hotel Niu, el espacio está totalmente iluminado y eso lo convierte en un gran mirador hacia el barrio del Raval.

Por otra parte está Fondo. Bajando por las escaleras uno se dirige a un auténtico submundo donde se esconde la joya de la corona: el Bajofondo Club. Una coctelería orgánica y creativa, con una oferta de sodas sin azúcar de creación propia, y una extensa carta de clásicos reinventados y combinaciones de la casa. Todo esto maridado con un sonido de alta definición y una programación musical tan cuidada como diversa, que ya se está haciendo un hueco entre las mejores salas de la Ciudad Condal. A pesar del poco tiempo que tiene de vida por la sala ya han pasado nombres como Joana Serrat, Dj Fra, Pau Roca, Daniel Baughman, Marc Piñol, Carlos Sarduy o Alicia Carrera. 

Y, para completar la atractiva oferta, el hotel también dispone de la terraza del Niu Barcelona. Un lugar coqueto y privado para saborear un combinado, mientras se contempla el cielo de la ciudad.

En definitiva, Bajofondo es un viaje repleto de posibilidades, un lugar y un espacio que invitan a disfrutar de su comida, bebida y baile sin moverte de la misma zona. Una fabulosa experiencia que no deja indiferente a nadie.