Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios, recoger información estadística e incluir publicidad. Si continúa navegando, acepta su instalación y uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies.
22 Feb

Entrevista a Albert Villagrasa, director creativo de Antonio Miro.


El Gen Z son los nuevos consumidores en moda, ¿han influenciado de alguna forma en la firma?

No, para nada. Creo que las grandes firmas se han dirigido a este tipo de consumidor, multimillonarios, pero yo no creo que aquí en España todavía haya llegado esto. Más que nada porque esta generación no tiene poder adquisitivo para comprar productos muy elevados de precio, veo que ellos se van más por moda low cost.

¿Cuáles han sido los cambios en la forma de comunicaros con el público de hoy?

Todo es como muy rápido, Instagram va muy rápido y todo caduca muy rápido, o sea, las fotos van a piñón. El mensaje del reciente desfile era un poco tener que trabajar para iconizar mucho algo para que quede en la retina de la gente. Nuestro público no es público como muy joven. Nosotros vendemos mucha sastrería, la cual va a un público que no es tan joven. Sí que viene el chico que se va a casar o que va a su primer trabajo pero no es una marca que vaya al público muy joven. Cada vez intentamos más joven pero sigo creyendo que ese público tenga el nivel adquisitivo como para poder comprar mucho ahora.

¿Cómo crees que se deberían educar estas nuevas generaciones para que opten en algún momento para comprar algo como Antonio Miro?

Se crea mucho debate sobre esto, no sabemos por dónde va a ir la moda pero sí que la moda ha bajado de escalones. Antes se le daba mucha importancia al ir bien vestido y ahora preferimos viajes; es decir viajar, vivirlo, saborearlo. Ahora la gente va vestida como con bambas y tejanos pero se pega grandes viajes. Creo que las cosas han cambiado, todo está como más al abasto de todo el mundo…los viajes, las sensaciones, todo esto y creo que ha pasado a un segundo plano, es una manera diferente de ver la moda. Es algo cíclico, yo me acuerdo cuando salía de fiesta y todo el mundo íbamos de punto en blanco y ahora todo el mundo va en tejanos y bambas. También todo el mundo tiene como una vida paralela, que esto es lo que más me asombra, la vida del día a día y la de redes sociales que no tiene nada que ver con su vida diaria.

Los influencers se han convertido en gran parte del mundo de la moda, ¿a quién ves vistiendo alguna prenda de tu última colección “Rock”?

Yo no hubiera cogido nunca a un influencer. Yo creo en un influencer cuando enseña lo que es en realidad. Pero a mí un influencer que cada día va vestido de una manera porque la marca se lo cede para que haga un post lo veo con poca personalidad, no veo que me esté influyendo en nada porque no es su vida, le están dando algo para que el haga un post pero en teoría es una mentira. Hay personas que los siguen y yo les pregunto ¿qué te aporta? Sin embargo, esta gente sí que viste bien, pero porque lo viste la firma para eso mírate el desfile que vas a ver lo mismo. Yo hubiera cogido más una figura del rock, una mujer, yo hubiera cogido más una figura así. Yo me lo planteé más que nada no sobre el rock del rock sino sobre que tenemos que trabajar muchísimo para que una imagen quede en la retina de la gente porque pasa tanto por delante y al cabo de tres días no lo recuerdan. Yo creo que estamos creando mucho para tirar mucho también.

¿Qué opinión tenéis sobre la tendencia de la sostenibilidad?

Bueno nosotros trabajamos en el país, hacemos fibras naturales nunca sintéticas y lo fabricamos todo aquí. Creemos en las cosas bien hechas no en la ropa de usar y tirar. Yo creo que la gente está muy concienciada en que hay que cuidar el medio ambiente, no hay que abusar pero a la hora de la verdad ven una chaqueta y la gente no lo piensa en el momento de comprarla, lo piensa después porque los están educando a eso. Nosotros siempre hemos trabajado así, es lo que yo hablaba con otro medio, tengo dudas de por dónde vamos porque no sé si la gente valora la calidad o el patronaje, no sé lo que valoran. La gente va a consumir y a veces van con prendas que dices pero dios mío ¿qué es esto? porque lo tocas y se deshace como papel pero bueno la gente los lleva y les da igual todo lo otro. Yo veo por la calle que ahora todo el mundo va igual, me sorprende.

Hemos leído que habéis decidido ampliar la línea de mujer, ¿a qué se debe esta decisión?

Viene de la dirección de la empresa. Yo me negaba porque Antonio Miro es una marca que va muy enfocada al hombre y me sentía más cómodo diseñando para hombres. Yo creo que la mujer es muy exigente a la hora de comprar y más de comprar en según qué precios, según qué calidades. También creo que el hombre tiene menos tendencia al fast food de la ropa, creo que la mujer tiene más tendencia a comprar mucho pero más baja calidad.

¿Qué nos puedes comentar de la próxima apertura del nuevo punto de venta?

Yo poco pero sé que están en negociaciones.

¿Cuáles son vuestros planes para la tienda online?

Creo que saldrá ya en un mes o dos supongo porque están tirando fotografías de toda la colección y vídeos.

¿Cómo os habéis planteado la celebración de vuestro 40 aniversario?

Supongo que de cara al verano harán alguna fiesta o evento. Nuestros licenciados vienen de diferentes puntos de España, no todos están aquí y serán algo privado.

Si pudieras describir a Antonio Miro en 3 palabras ¿cuáles serían?

Calidad, tradición, innovación.