Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios, recoger información estadística e incluir publicidad. Si continúa navegando, acepta su instalación y uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies.
05 Dec

Así trabajan los “buscatesoros” del lujo.


A día de hoy ¿todavía queda algo por inventar? En el sector del lujo parece que no, pero aprovechando que su mercado está en alza, en los últimos tiempos han sido muchas las empresas que han encontrado un hueco en él.  

Buscando la diferenciación en este mundo, el sector ha probado de ir un paso más allá y ofrecer experiencias cada vez más especiales; como las colaboraciones con renombrados artistas o la revalorización de los grandes clásicos.

Tanto es así, que muchas de las empresas han inventado una nueva figura, aquella que antaño conocíamos como personal shopper de lujo, pero que ahora ha terminado por evolucionar en un “buscatesoros”. Sí, habéis leído bien. Se hacen llamar los “buscatesoros” del lujo, y a día de hoy son capaces de conseguir aquello que habíamos creído imposible.

Vestidos de colecciones descatalogadas, prendas de una línea determinada perteneciente a una casa que ya cerró sus puertas, deportivas exclusivas que solo se venden en un país o colecciones cápsula que nunca llegarán a España… Este tipo de magia es la que dominan los hechiceros de la moda.

Bien asentados en los mercados de Norteamérica y Asia, algunas de las empresas con más prestigio del momento son Elite USA, VIP Luxury Service, asentada en Londres, o La Agencia Secreta, que es quien maneja el cotarro en nuestro territorio.