Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios, recoger información estadística e incluir publicidad. Si continúa navegando, acepta su instalación y uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies.
19 Oct

“Si el mundo no se para”. Día Mundial Contra el Cáncer de Mama.


“Sí, tienes cáncer y el mundo no se para. Cuídate, mímate y reconecta contigo”. Con este claro mensaje se dirige Silvia Foz a todas las mujeres a las que ayuda con su proyecto Oncoimagen.

Silvia es estilista y asesora de imagen y su misión es la de potenciar al máximo la imagen personal de sus clientas. A través de un íntimo proceso de trabajo conjunto, Silvia ayuda a las mujeres con las que colabora a recuperar su seguridad y su autoestima, y devolverles las ganas de comerse el mundo.

La estilista ha trabajado, siempre mano a mano, con más de mil mujeres, ayudándolas a sentirse bien con su imagen, su cuerpo y su armario. Además, ha colaborado con múltiples empresas en el proceso de creación de una identidad de marca y una imagen sólida con la que mostrarse al mundo.

A raíz de una experiencia personal —en la que acompañó a su madre por varios procesos de cáncer de mama— Silvia inició su proyecto más íntimo, bautizado con el nombre de Oncoimagen. En él ayuda a mujeres que han sido diagnosticadas de cáncer y han visto cómo sus autoestimas cambiaban junto con su imagen a causa de los tratamientos. Y del mismo modo que cada cáncer es diferente, cada mujer tiene un brillo distinto y único que hay que cuidar y trabajar con mimo para traerlo de vuelta.

En un proceso tan difícil, Silvia ofrece su ayuda para que sus clientas recuperen su autoestima, para que superen los cambios físicos y psicológicos sin perder sus propias personalidades  y, por supuesto, acompañarte en la vivencia de las distintas etapas de la enfermedad: el antes, el durante y el después de todos los tratamientos oncológicos.

Tras una primera toma de contacto en la que la asesora tiene la oportunidad de conocer todos los detalles de sus clientas, se pone en marcha un plan de acción para conseguir que cada una de las mujeres saque lo mejor de sí misma. Algunos de los aspectos que Silvia aborda durante el proceso se encuentran la elección de pelucas y pañuelos, soluciones de automaquillaje, trucos para usar colores que den brillo a la piel y, en definitiva, ayudar a la paciente a sentirse a gusto en su nueva imagen.