Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios, recoger información estadística e incluir publicidad. Si continúa navegando, acepta su instalación y uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies.
27 Sep

Fashion Lovers


Llega ese momento en el que al abrir la puerta del clóset vemos que ya no entra ni una sola prenda más, entonces, viene a nuestra mente cada una de esas compras y cada una de las buenas razones por las que las hicimos. Aquella fiesta especial del verano, y la boda de esa mejor amiga. Esa falda  de diseñador que fue trend y que te costó mucho aunque utilizaste muy poco. Lo sabemos, somos amantes de la ropa, siempre hay una nueva excusa para comprarnos algo nuevo. Unos zapatos por aquí, una blusa por allá, un vestido, los accesorios y todo lo demás.

Entonces, ¿qué hacer cuando nuestro armario no puede más de tanta ropa? La respuesta es sencilla: Venderla. Sí, hoy en día son cada vez más las empresas que le dan una oportunidad a todas las chicas (y chicos también) del mundo de poner su tan querida ropa en otras manos. Y no solo eso, también le facilitan la vida a esos nuevos entusiastas de la moda, para encontrar prendas de buena calidad, seminuevas e incluso de alta costura, a precios accesibles.

Fue así cómo la famosa Girlboss Sophia Amoruso, logró “rescatar” de miles de flea markets todo tipo de ropa y accesorios de diseñador y darles una nueva vida en manos de distintos fashion lovers. Con su famosa tienda online Nasty Gal, revolucionó el mundo de la moda y también la forma de comprar prendas. Y es que vivimos en un mundo lleno de gente que es cada vez más exigente al escoger sus outfits y que quiere más opciones para vestir bien, pero también que buscan pagar menos.

Siguiendo el ejemplo de Amoruso, existe un crecimiento en la oferta de apps de moda que apuestan por este tipo de negocio e incentivan a los consumidores a encontrar las mejores marcas en sus plataformas. Las muy aclamadas Chicfy y Wallapop, son las que han impulsado a más personas a abrir sus armarios y convertirse en fashion sellers. Y ahora, llega a pelear por un puesto la nueva app Shedd, que más allá de ser una opción para vender nuestras mejores prendas con facilidad y rapidez, también busca fomentar una cultura que deje atrás el consumo innecesario del fast fashion, enseñándonos a darle una segunda vida en la que ningún buen Outfit se desperdicie.

¿Nos declaramos locos por la moda?