Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios, recoger información estadística e incluir publicidad. Si continúa navegando, acepta su instalación y uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies.
30 Jan

Micromédical trabaja para tu bienestar físico y emocional.


La  Dra Montserrat Sardañés trabaja desde el corazón. A partir de un enfoque multidisciplinar, pone a disposición del paciente todos los instrumentos posibles para su curación y/o bienestar durante el tratamiento de la enfermedad.

Mediante la realización de una historia clínica detallada, ofrece un abordaje terapéutico personalizado y único en cada persona, garantizando una atención médica de máxima calidad y acompañando al paciente durante todo el proceso.

Licenciada en Medicina y Cirugía, especialista en medicina de la educación física y el deporte, ha estado trabajando los últimos 20 años como médico adjunto en el área de urgencias hospitalarias. A finales del 2012, descubre la Terapia Neural, quedando asombrada de los excelentes resultados y grandes beneficios que podía aportar al paciente.

Máster en Terapia Neural y Odontología neurofocal y miembro de la junta directiva de la Asociación Médica de Terapia Neural, creó su consulta privada donde ejerce esta técnica complementaria sin abandonar la medicina convencional. Más tarde cuando, a principios del 2017 Micromedical le ofrece formar parte de su equipo, no duda ni un momento en contribuir en el proyecto.

La Terapia Neural trabaja sobre nuestro Sistema Nervioso Vegetativo o Autónomo encargado de mantener la homeostasis del organismo y de efectuar las respuestas de adaptación necesarias ante cualquier estímulo que se reciba.

Es una técnica apenas dolosa que no precisa de tiempo de recuperación, donde el mismo día de la visita el paciente sale de la consulta pudiendo seguir su vida social y laboral adecuadamente.

El número de sesiones es variable. Se puede aplicar desde 1-2 veces por semana hasta 1 sesión cada tres semanas, según cada situación. En ocasiones con sólo una o tres sesiones es suficiente.

Es una técnica de gran utilidad en el paciente postoperado, en el tratamiento del dolor y los trastornos de las cicatrices...incluso en personas con enfermedades oncológicas. Proporciona un impulso de gran ayuda en el restablecimiento del bienestar físico y emocional del paciente sin consecuencias negativas para el cuerpo. 

Mediante inyecciones de procaina a muy bajas concentraciones y en pequeñas cantidades, aplicadas siempre en lugares específicos, según cada paciente, se consigue la recuperación del equilibrio en la transmisión nerviosa y del potencial de membrana celular.  Atenúa o cede por completo el dolor y regula la inflamación logrando reducir la necesidad de tratamiento farmacológico.

Las heridas quirúrgicas o cicatrices pueden ocasionar con frecuencia consecuencias médicas indeseables como dolor o picor, alteraciones de la sensibilidad, restricción del movimiento por exceso de fibrosis y/o adherencias, etc. Gracias a la técnica ejecutada por la Dra Montserrat Sardañés se consigue una rápida recuperación de la sensibilidad de la zona intervenida y del dolor. A la vez, su efecto modulador del impulso del sistema límbico aporta un mayor bienestar emocional al paciente consiguiendo que esté lo más confortable posible durante toda su convalecencia y, sobre todo, que esta no se alargue innecesariamente.

Es una técnica rápida y eficaz que se puede aplicar en cualquier momento del (proceso) del paciente incluso después de años, si aún persisten las molestias.