Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios, recoger información estadística e incluir publicidad. Si continúa navegando, acepta su instalación y uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies.
14 Nov

Por un servicio de almuerzo adecuado y con contenido socioeducativo.


Casal dels Infants apoya el programa de la Fundació Probitas e RAI-ESO  que ofrece a los adolescentes más desfavorecidos un servicio de comedor.

Durante la etapa de la ESO es fundamental garantizar una alimentación adecuada para el desarrollo intelectual. En la actualidad ya hay dos institutos de Salt y Santa Coloma de Gramanet que desarrollan este programa gracias al Casal dels Infants.

RAI-ESO no solamente responde a la necesidad del almuerzo si no que quiere ofrecer actividades extra escolares de refuerzo y lúdicas. Mientras comen en la mesa, los jóvenes reflexionan sobre el programa y su participación en él. Este espacio les facilita la adaptación a la realidad y les ayuda a socializarse con los demás a través de las actividades en grupo.

Las educadoras también juegan un papel muy importante ya que los orientan con la comunicación —en este caso con el catalán— y les dan libertad para que ellos puedan reforzar su autonomía.

Los adolescentes son partícipes en las decisiones de las actividades, ellos pueden decidir cómo quieren que sea este espacio o incluso pueden proponer tanto las actividades que quieren hacer como las que no les gustan.

RAI-ESO facilita que el equipo del Casal dels Infants, los institutos y los Servicios Sociales municipales trabajen en red para mejorar la detección de situaciones de riesgo y mejorar el acompañamiento a familias.

Tanto en Salt como en Santa Coloma de Gramenet se realizan reuniones periódicas con el equipo directivo de los institutos, los orientadores pedagógicos, los técnicos de integración social y otros profesionales.

Pese a la suma de esfuerzos, y aunque otras entidades sociales también ofrecen servicios para que los chicos y chicas en situación desfavorable coman en el instituto, muchos siguen sin tener acceso a los comedores escolares. Mientras no llega la respuesta institucional, los mismos alumnos tienen clara su opinión al respecto.