Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios, recoger información estadística e incluir publicidad. Si continúa navegando, acepta su instalación y uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies.
12 Feb

Entrevistamos a Alfred García en la gala "La nit més In".


Ayer, en el marco de la celebración de la 4ª edición de La nit més In en Barcelona, tuvimos el placer de entrevistar a una de las jóvenes promesas de la música española, Alfred García. El joven, de tan solo 21 años, se encuentra en la cresta de la ola con varios sold out en la gira de su primer disco #1016 y no pierde la ocasión de aportar su granito de arena en causas sociales tan especiales como la celebrada anoche en la Ciudad Condal.

Una de las frases que resuenan esta noche es “los mayores límites son los que se pone uno mismo”. ¿Qué límites ha tenido que romper Alfred García?

Por suerte límites físicos y sociales no he tenido que romper muchos, pero sí he tenido que hacer frente al tema de la visibilidad. He tenido que romper esa barrera, llegar a mucha gente para poder dedicarme a lo que me gusta y, además, poder ganarme la vida con ello. Por otra parte he tenido que romper también con el estereotipo de que vengo de un reality show, de que mi fama se debe a un programa musical. Obviamente ha tenido un gran peso en mi carrera, pero no solo se trataba de eso, para mí se trataba de música y creo que hemos sabido defender bien esta parte.

Esta es una noche de arte, de espectáculo, de inclusión y sobre todo de mucho compromiso. ¿Qué motivos te mueven a ti a comprometerte?

Creo firmemente en el valor de las capacidades de la gente. No todos poseemos las mismas, hay personas que tienen ciertas capacidades, quizás un tanto distintas, pero que las hacen únicas.

Que la música posee cualidades terapéuticas es algo que se conoce desde la antigüedad. ¿Tienes alguna canción especial que te haya ayudado en los momentos más duros?

Viva la vida de Coldplay es una canción que siempre me hace estar a tope, al igual que Don’t Stop me Now de Queen. Son canciones que tienen un mensaje súper positivo y que me han ayudado mucho en el camino.

En la gala del año pasado, el vicepresidente de la fundación Sifu afirmaba que “se sensibiliza mucho más a través de la admiración que a través de la compasión”. ¿A quién admiras tú?

Estoy de acuerdo con ello. Profesionalmente yo creo que artistas como David Bisbal han sabido tener mucha responsabilidad tanto en su trabajo como a la hora de involucrarse en causas sociales. Sabe quién es, la posición y la repercusión que tiene como figura pública, sabe cuidar del resto y sobre todo de sí mismo y no se deja llevar por las “tonterías” de rock star.

Te hemos visto apoyando y dando voz a diferentes causas y eventos sociales, como por ejemplo Proactiva Open Arms o la Gala de People in Red, y en todas ellas has conseguido que tus seguidores colaboren. ¿Qué supone para ti ser una persona con este tipo de influencia?

Igual que decía con David, cuando eres una figura pública debes aprender a ser consecuente con tu posición. Y qué mejor manera de ser consecuente con tu capacidad para llegar a un público muy amplio que dando visibilidad a causas que lo merecen, como la gala de esta noche.

Si pudieras actuar o estar en un evento mundial del carácter que fuera, como por ejemplo la SuperBowl, Los Grammy… ¿Cuál sería?

A mí la verdad es que me encantaría poder llegar a recoger un Grammy, o un Grammy latino, por qué no.

Ayer, en una publicación a través de tus redes sociales, dejaste caer que #1016Tour no empezaba el 28 de febrero en la Joy Eslava de Madrid. ¿Qué nos tienes preparado? ¿Nos puedes dar alguna pista?

Solo puedo decir que empieza esta semana, lo dejamos así.

Esta misma mañana acabas de confirmar otro sold out en A Coruña. ¿Qué supone para ti estar llenando casi todas las salas en las actúas? ¿Llegaste a imaginártelo?

Bueno ahora mismo nos quedan 7 salas aún por acabar de vender, pero poco queda. Creo que hemos acertado mucho con la decisión de hacer una gira en salas, porque no hemos renunciado a nada. Sí que es verdad que la parte escenográfica es un poco más reducida, pero no llega a limitarnos. Estamos muy contentos.

De todo lo que has hecho a lo largo de tu carrera musical, incluyendo el antes de OT, ¿te quedas con algún momento o aluna experiencia que no puedas olvidar?

Con todos los conciertos que hemos hecho. Al final es lo más bonito y el regalo más especial que te llevas cuando tienes la suerte de dedicarte a esto.