Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios, recoger información estadística e incluir publicidad. Si continúa navegando, acepta su instalación y uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies.
28 Jan

Una noche mágica y reivindicativa en la gala de los XI Premios Gaudí.


Ayer por la noche la ciudad de Barcelona se vistió con sus mejores galas para acoger la gala del libramiento de los XI Premios Gaudí, una producción de la Acadèmia del Cinema Català y la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals (CCMA). A lo largo de la velada, ambas entidades reconocieron las mejores película de 2018 en 22 categorías en una ceremonia a la que asistieron más de 1.600 invitados y que fue retransmitida en directo y prime time en TV3, así como en Catalunya Informació e iCat.

Mag Lari fue el maestro de ceremonias escogido para esta ocasión y, como no podía ser de otra manera, el hilo conductor fue la magia. Una impactante escenografía llena de espejos quiso rendir homenaje a la frase de Ettore Scola el cine es un espejo pintado, que según Lluís Danés —director del certamen por tercer año consecutivo— busca ponernos a nosotros mismos, como industria y como país, delante de un espejo y poder explicar el punto en el que nos encontramos.

La ceremonia no abandonó en ningún momento un carácter reivindicativo bajo el contundente lema “necesitamos vuestro cine”, un grito a favor de la libertad de expresión.

Los intérpretes Bruna Cusí (galardonada el pasado año por 'Estiu 1993'), Miki Esparbé, Aina Clotet, Mercè Sampietro, Vicky Luengo, Juanjo Puigcorbé, Laia Manzanares, Silvia Marsó, Roger Coma, Elisabet Casanovas, Itziar Castro, Aida Folch, Adrian Grösser, Iván Morales o Àngel Llàcer y a cineastas como Albert Serra o Pau Durà fueron los encargados de hacer entrega de los premios en esta XI edición, en la que la mirada y el talento femenino alcanzaron su nivel de presencia más elevado en la historia del certamen.

Un 50% del total de las nominaciones fueron para trabajos realizados por mujeres, como los largometrajes nominados a Mejor película, Mejor película en lengua no catalana, Mejor documental y Mejor película para televisión.

Joan Pera protagonizó uno de los momentos más emotivos de la noche, cuando recibió de manos de Mercè Sampietro el Premio Gaudí d’Honor-Miquel Porter 2019 por su trayectoria en frente de las cámaras, encima de los escenarios y detrás del atril.