Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios, recoger información estadística e incluir publicidad. Si continúa navegando, acepta su instalación y uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies.
09 Oct

CSIO Barcelona 2018: Competencia, adrenalina y pasión


Barcelona, ciudad que le abre sus puertas a un sinfín de actividades y eventos con los que los turistas y residentes tienen la oportunidad de vivir muchas emociones distintas, este octubre se convirtió en la capital mundial de la hípica. Por sexta vez la ciudad ha sido elegida como recinto para la realización de la gran final mundial Longines FEI Jumping Nations Cup™, el evento hípico más importante del calendario ecuestre internacional.

Con la presencia de los jinetes más importantes del mundo ecuestre internacional, se llevaron a cabo seis competiciones, tres de las cuales fueron de carácter individual y el resto parte de la Final de Copa de Naciones. Entre subidas y bajadas de adrenalina, los asistentes disfrutaron de una jornada deportiva, llena de un ambiente competitivo sano, pero al mismo tiempo apasionante. Quince naciones, ochenta y un atletas y ciento treinta y ocho caballos, fueron los protagonistas de este evento deportivo, que tuvo a los aficionados de este mundo al borde de sus sillas a cada momento.

Muchas fueron las sorpresas con las que se le dio cierre a este evento, comenzando por la nueva casa de la copa: Bélgica. Los representantes del equipo Belga pudieron alzar el tan deseado reconocimiento, luego de disputar una emocionante final que se vivió al máximo en la pista olímpica del Real Club de Polo de Barcelona. Fue el equipo de Italia el que vio el trofeo arrebatado de sus manos, cuando en los dos últimos obstáculos el jinete Lorenzo de Luca fue penalizado.

Y otra de las grandes revelaciones, se dio en la Copa SM la Reina, la prueba individual más importante del CSIO Barcelona, donde la ganadora fue la estadounidense Jessica Springsteen. La competidora se proclamó campeona tras la descalificación del belga Niels Bruynseel, que a pesar de haber sido el más rápido se encontró finalmente con la derrota.

Y la celebración final estuvo a cargo del muy conocido y experimentado DJ francés Bob Sinclair. Con un concierto exclusivo llenó la pista olímpica del mejor beat y la mejor energía. La 107 edición del CSIO Barcelona, más allá que una competición, fue una muestra de adrenalina y de lucha por el título.